Consejos para proteger a tu coche del calor

Verano. Aventuras, vacaciones, planes improvisados, disfrutar de la vida… y tratar de soportar las altas temperaturas de la mejor forma posible. Las noticias de olas de calor son habituales en esta época del año, y no solo debemos proteger nuestra salud, sino también la de nuestro coche. El vehículo es un elemento fundamental en el verano, es aquel que nos lleva a la playa, a la montaña, a nuestro viaje de vacaciones, el elemento que vertebra nuestra libertad para pasarlo en grande y generar momentos para el recuerdo.

Es importante tener en cuenta que exponer nuestro vehículo a un calor excesivo puede suponer un factor negativo desde dos puntos de vista. El primero, para nuestra comodidad, puesto que nunca es agradable subir a un coche cuando su interior es lo más parecido a un horno después de estar varias horas al sol; y el segundo, para el estado del propio automóvil, ya que las altas temperaturas pueden afectar a su funcionamiento e incluso al aspecto de la carrocería.

En este sentido, conviene tener en cuenta ciertos hábitos, consejos e incluso trucos para salvaguardar a nuestro coche del calor del sol, más allá del aire acondicionado, o reducir las temperaturas si lo hemos dejado estacionado al aire libre y sin sombra. Si quieres disfrutar del verano y de tu vehículo, desde Grupo Serrano Automoción vamos a darte una serie de recomendaciones que ayudarán a maximizar tu confort y tu tranquilidad y, así, centrarte únicamente en disfrutar de tus viajes. ¡Vamos allá!

Aparca en zonas de sombra

Puede parecer obvio, pero nunca está de más recordarlo. Si vamos a hacer una excursión a la montaña o a pasar el día en la playa, la mejor forma de resguardar a nuestro coche de los efectos del sol es buscar un aparcamiento con sombra. Es más, en caso de que sea posible, en un lugar cuya ubicación disfrute del mayor tiempo de sombra durante el día. Es cierto que no es algo siempre fácil de conseguir, sobre todo en zonas de costa donde se producen mayores aglomeraciones de gente, pero esta debe ser la primera medida que tratemos de lograr.

Evitar el contacto directo del coche con la luz del sol durante el mayor periodo de tiempo posible será clave para lograr que, al regresar, el interior del vehículo mantenga una temperatura confortable.

Protege el interior tras estacionar

¿Qué ocurre si no podemos encontrar un aparcamiento donde predominan áreas de sombra? Entonces será momento de pasar al Plan B: proteger el habitáculo interior. La opción más conocida es hacer uso de un parasol. Para ello, siempre será mejor contar con uno específico para nuestro coche, que tenga las medidas exactas de nuestra luna delantera y así cubrir el mayor espacio posible.

 

Las propiedades reflectoras del parasol impedirán en gran medida que, pese a la exposición al sol, el calor pase al interior del automóvil. Gracias a esta medida, podremos volver a conducir sin la incomodidad que supone verse sofocados por altas temperaturas. Además del parasol delantero, podemos colocar también en las ventanas laterales. Hablamos de las conocidas unidades que se adhieren al cristal mediante una ventosa.

Lavar el coche para bajar la temperatura

Vamos a hablar ahora de un hábito que puede suponer una pequeña ayuda para contribuir a que nuestra carrocería resista mejor el calor, y tiene que ver con la higiene del propio coche. Lavar el coche una vez cada dos semanas de media será un paso hacia adelante para que el material del automóvil soporte mejor las altas temperaturas del verano. No nos referimos a lavarlo justo después de exponerlo al sol, dado que una rápida evaporación del agua puede provocar manchas de óxido. Más bien nos referimos a establecer un hábito de limpieza sostenible en el tiempo.

¿Por qué? Porque de esta forma mantenemos la temperatura del coche de forma estable y eliminamos esa suciedad que pueda contribuir a generar calor. Es importante hacerlo para proteger tanto la carrocería como el estado de los elementos de interior, como el material del volante, que puedan verse degradados por el efecto del calor.

Cuida y protege la refrigeración

Si volvemos a hablar exclusivamente del habitáculo interior, prestar atención al estado de la refrigeración del coche es también una tarea a tener en cuenta contra las altas temperaturas. Para ello, debemos comprobar de forma periódica que el nivel óptimo de líquido refrigerante, que los conductos funcionan de forma correcta y así evitar la acumulación de líquido en zonas concretas.

 

Se trata de un proceso que puedes llevar a cabo para tu vehículo en cualquiera de los talleres oficiales de Grupo Serrano Automoción. Contar con profesionales especializados siempre será una garantía de seguridad y buen funcionamiento. Una suma positiva para tu tranquilidad en verano.

Protector de volante

¿Quién no se ha sobresaltado al coger el volante con las manos y notar un calor repentino? Es algo que sucede con cierta asiduidad, sobre todo cuando vamos a la playa y aparcamos al sol. Sentarse, abrocharse el cinturón, agarrar el volante y rápidamente soltarlo porque la temperatura al tacto resulta insoportable.

 

En este punto, conviene poner una solución a este problema tanto por la salud de nuestra piel como por el estado del volante. ¿Por qué? Porque el material puede verse seriamente perjudicado por una continua exposición al calor. Entonces, ¿cómo prevenirlo? La solución puede ser utilizar una funda para el volante, tanto si se trata de una funda permanente o una protectora que podamos poner y quitar a nuestro antojo cuando dejemos el coche aparcado.

Abrir las puertas para dejar que se ventile

Si hemos dejado el coche al sol porque no ha habido más remedio, entonces debemos estar preparados para combatir el calor cuando volvamos a montar. En esta situación, la opción más fácil parece la de encender el aire acondicionado y lanzarnos a la carretera, pero esto puede ser un grave error.

 

Activar la climatización supone forzar el vehículo en un momento poco apropiado, por lo que siempre será mejor abrir las ventanillas y dejar que el interior se ventile durante unos minutos hasta alcanzar una temperatura estable. De esta manera, cuando encendamos el aire acondicionado, el vehículo tendrá más fácil la misión de enfriar el habitáculo interior.

Otras noticias que te pueden interesar

El aire acondicionado de nuestro vehículo es una pieza fundamental para que nuestros viajes sean…

Entrevista en Hoy por Hoy Vega Baja de Radio Orihuela Cadena…

Ayudas Plan Moves III, descuentos, ofertas km.0, las mejores…

¡Bienvenido a Grupo Serrano Automoción!

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes informarte más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en los AJUSTES.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible.

Las cookies estrictamente necesarias tiene que activarse siempre para que podamos guardar tus preferencias de ajustes de cookies.

Nombre Proveedor Función Caducidad
mx_cookies gruposerranoautomocion Esta cookie es usada por el buscador y otros elementos de automoción para su correcto funcionamiento. Sesión

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios