Consejos para optimizar el uso del aire acondicionado en tu vehículo

El aire acondicionado ha dejado de ser un extra, una funcionalidad que solo unos pocos podían tener. Hoy en día es parte indispensable de nuestros vehículos y de nuestra forma de conducir. Por ello, es necesario conocer el funcionamiento y aprovechar al máximo todas sus funcionalidades para evitar futuros problemas.

Con la llegada de los meses de verano y sus sofocantes temperaturas es casi imposible no utilizarlo. Por este motivo, el aire acondicionado de nuestro vehículo es una pieza fundamental para que nuestros viajes sean lo más cómodos posible. Debemos de tener en cuenta ciertos aspectos para hacer un uso responsable e inteligente de nuestro sistema de refrigeración, tanto para evitar consumos excesivos de combustible como conservar en buenas condiciones el sistema.

Desde Grupo Serrano Automoción queremos ofrecerte una serie de consejos para que sepas cómo funciona el aire acondicionado de tu vehículo y las numerosas opciones que tienes a tu alcance para sacarle el mayor partido posible.

Diferencias entre aire acondicionado en ciudad y en carretera

Todos nos hemos preguntado alguna vez si consumiríamos menos combustible teniendo las ventanillas bajadas o encendiendo el aire acondicionado. La respuesta depende de las circunstancias. Es una pregunta que expertos y marcas de automóvil también se han hecho en repetidas ocasiones. Para conocer la verdad se han realizado diferentes estudios con distintos instrumentos para simular la resistencia a la que se ve sometido un vehículo dependiendo de las velocidades alcanzadas. 

Lo que podemos afirmar es que cada uno de los estudios reman hacia la misma dirección y la conclusión es que depende de la velocidad. La particularidad del aire acondicionado es que su consumo es prácticamente el mismo independientemente de si vamos a 50 km/h o a 90 km/h, algo que no sucede cuando tenemos las ventanillas bajadas. 

Cuando abrimos las ventanillas la aerodinámica del coche se resiente. Esto se debe a que el aire del exterior entra al interior del coche y frena la velocidad. Esto hace que el motor tenga que realizar un consumo extra de energía para mantener la velocidad pese a estar siendo frenado.

¿Cuándo podemos subir las ventanillas?

Sabiendo que la velocidad determina cuándo debemos tener las ventanillas bajadas, ¿cuándo es necesario encender el aire? Es a partir de los 90 km/h cuando tenemos que subir las ventanillas y poner en funcionamiento el sistema del aire acondicionado. 

En otras palabras, si queremos reducir el gasto tendremos que bajar las ventanillas mientras circulamos por ciudad y usar el aire acondicionado durante nuestros trayectos en carretera.

Funcionamiento del sistema del aire acondicionado

¿Cómo funciona realmente el circuito de aire acondicionado de nuestro vehículo? Es la pregunta que nos tenemos que hacer en primer lugar para comprender las recomendaciones.

El sistema de aire acondicionado es en sí un circuito cerrado por el que transcurre el gas refrigerante. Este componente se contrae y se descontrae para absorber todo el calor que el vehículo está soportando para posteriormente liberarlo. Con ello, lograremos enfriar el interior del coche, además de limpiar el aire y eliminar la humedad que genera el cambio de temperatura.

Consejos para mejorar el uso del aire acondicionado

Si no queremos llegar al coche, encender al aire y no notar ese cambio de temperatura que estamos esperando, deberás estar atento a las sugerencias que vamos a darte a continuación.

Enciende con regularidad el aire 

Como puede ocurrir con el motor o las baterías, los largos periodos de inactividad pueden ser muy perjudiciales para el sistema. Por ello, intenta encenderlo regularmente, aunque no necesitemos utilizarlo. No importa la estación del año que sea. Es muy importante para que funcione correctamente durante el verano.

Enciéndelo con el motor activo 

No es bueno que tengamos el aire acondicionado encendido cuando nuestro motor está apagado. ¿El motivo? Porque el sistema funciona mejor cuando el motor está girando. Con el coche en funcionamiento enfriará mejor, el compresor girará más rápido y evitaremos picos elevados de gasto de combustible y del gas.

Disminuye la temperatura del interior 

Es muy común llegar al coche y poner a máxima potencia el aire acondicionado. Es un error muy habitual. Pensamos que poner el aire a la mínima temperatura y con gran intensidad logrará que estemos frescos más rápidamente. Lo cierto es que si abrimos y cerramos varias veces la puerta del coche lograremos rebajar los grados en el interior y evitaremos el gasto innecesario de energía. 

Abre ligeramente las ventanillas 

Pese a tener el aire acondicionado encendido, al principio de nuestro trayecto es recomendable abrir ligeramente las ventanillas de nuestro coche cuando estemos en marcha. Durante unos minutos ayudaremos al sistema a reducir la temperatura del interior y reducir el gasto energético. 

Temperaturas 

Todo el mundo sabe que a menor temperatura mayor gasto. Numerosos estudios sobre la relación entre el consumo de combustible y el aire acondicionado han determinado que si mantenemos el interior entre los 21 y 23 grados conseguiremos hasta un 30% menos de gasto. Es decir, temperaturas superiores e inferiores a las mencionadas anteriormente harán que necesites repostar antes.

Bajar las ventanillas por ciudad 

Recomendable que si hacemos uso de nuestro vehículo por ciudad bajemos las ventanillas. Puede ser que no sea la opción más fresca, pero si reduciremos la temperatura del interior y gastaremos menos combustible. Tendremos que hacer totalmente lo contrario cuando circulemos por carretera. Cuando superemos velocidades por encima de 110 km/h ahorraremos hasta 0,3 litros cada 100 kilómetros si encendemos el aire y mantenemos las ventanillas subidas. 

Aparcar el vehículo en la sombra o en un garaje 

Si evitamos que el coche esté en contacto directo con el sol, la temperatura de su interior será mucho menor. De esta forma cuando vayamos a poner en marcha el aire necesitará menos energía. 

Limpiar el filtro del aire 

Es la medida de prevención más efectiva. Si no limpiamos y reemplazamos el filtro haremos que se consuma más combustible para conseguir el mismo resultado que si se tratase de uno nuevo. Por ello, recomendamos reemplazarlo o limpiarlo cada 6 meses.

Ya sabes todo lo necesario para aprovechar al máximo el sistema de aire acondicionado de tu vehículo evitando picos elevados de consumo. Recuerda que la prevención es fundamental para que conduzcamos en las mejores condiciones

Otras noticias que te pueden interesar

Entrevista en Hoy por Hoy Vega Baja de Radio Orihuela Cadena…

Las noticias de olas de calor son habituales en esta época del año, y no solo debemos proteger…

Ayudas Plan Moves III, descuentos, ofertas km.0, las mejores…

¡Bienvenido a Grupo Serrano Automoción!

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes informarte más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en los AJUSTES.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible.

Las cookies estrictamente necesarias tiene que activarse siempre para que podamos guardar tus preferencias de ajustes de cookies.

Nombre Proveedor Función Caducidad
mx_cookies gruposerranoautomocion Esta cookie es usada por el buscador y otros elementos de automoción para su correcto funcionamiento. Sesión

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios